Cuidar tu piel y cabello en otoño

Cómo cuidar tu Piel y Cabello en Otoño

Nueva estación, cambios en el clima y por lo tanto tenemos que tener diferentes cuidados con nuestro cuerpecito 🙂 En esta nota te queremos compartir varios tips y consejos para mimar tu piel y cabello en esta época hermosa.

¿Qué cambios vemos en nuestro cuerpo en Otoño?

Sí, aunque quizás no lo hayas analizado antes, hay varios cambios en común que podemos ver cuando llegan los climas más fríos. Recordemos que somos seres vivos y que la mami naturaleza también nos influye un montón.

¿No notás que se te cae un poquito más el cabello? ¡Sí! Igual que a los arboles se le caen la hojas.
Tu piel se pone más seca y nos cuesta más hidratarla con nuestros productos habituales… (cuando normalmente suele ser un poquito grasa)
Tu cabello probablemente quedó bastante más seco también, después de exponerse tanto al calor y al sol del verano.
Y ni hablar de los cambios que genera la humedad (o la falta de ella) en nuestro pelo y piel.

¿Habías pensado en todo esto antes? No es culpa tuya, es la naturaleza en todo su esplendor baby.

Arranquemos desde arriba: ¿Cómo cuidamos nuestro cabello en Otoño?

Cómo mencionamos más arriba, el pelo suele quedarnos más seco y dañado después del veranito, así que lo primero que vamos a recomendarte es que sumes máscarillas hidratantes y nutritivas semanalmente a tu rutina capilar. Esto va a ayudar a reparar la fibra del cabello. Y en segundo lugar, sumar cremas de peinar, que ademas de nutrir y ayudarte a controlar el frizz, van a ayudarte a sellar la fibra y a retener la hidratación por más tiempo.

Masajeador de Cuero Cabelludo

La caída de cabello es muy común en esta época, pero si querés ayudar a disminuirla, podés sumar masajes a la hora de lavarte la cabeza, o durante el día, ya sea con la yema de tus dedos o con masajeadores, como el masajeador de Coony, que podés usar en seco o mojado.

También podés sumar a tus masajes algún aceite fortalecedor como el Aceite de Ricino. En este caso realizate los masajes previo a lavarte la cabeza, y luego con el shampoo puesto volvé a masajear para evitar que queden restos de aceite en tu cuero cabelludo.

¿Y la cara? ¿Seguimos usando los mismos productos?

Acá hay varios temitas importantes a tener en cuenta:

  1. La hidratación: En otoño e invierno la piel tiende a generar menos sebo, por lo tanto suele ser un poco más seca, por lo que es ideal que sumemos algún extra de hidratación en la rutina, puede ser con un sérum específico o con una crema con un poquito más de cuerpo. Sumar productos con Ácido Hialurónico y Vitamina C.

  2. La exfoliación: Sí, exfoliar en Otoño, y en cada cambio de estación es buenísimo, sobre todo después del verano. Pero no abuses con esto, ni con utilizar exfoliantes muy fuertes. Con la falta de hidratación, la piel tiende a ponerse más sensible o reactiva, entonces es importante que la tratemos con más amor y cariño de lo habitual.

  3. El frío también lastima la piel: no solamente el sol es “malo” en esta historia, por supuesto que es indispensable que sigas usando fotoprotector o protector solar todos los días sin importar el clima que haya, pero proteger tu piel del frío es también fundamental. ¿Cómo lo vas a hacer? Hidratando correctamente la piel, cómo mencionamos en el punto 1, con una crema un poco más pesada de la que usás en el verano.

  4. Prestale más atención a tus labios: Sí, en otoño e invierno, nuestros labios tienden a agrietarse más, por eso es muy importante que los cuidemos y les demos un plus de hidratación, con algún bálsamo que tenga manteca de karité o de cacao. Cuidado con la exfoliación de labios cuando estos ya están lastimados o muy secos. Primero ayudalos a recuperar su hidratación y luego podés volver a exfoliarlos suavemente de vez en cuando.

Por último, tips para cuidar la piel del cuerpo en Otoño

De la misma manera que nuestro rostro y cabello necesitan más hidratación en esta época, toda la piel del resto del cuerpo ¡También!
Por eso el tip principal que te vamos a dar es que dejes de colgarte y utilices diariamente (o por lo menos día de por medio) cremita corporal hidratante para ayudar a tu piel a mantenerse nutrida y le pueda hacer frente al clima frío.

¿Qué onda la exfoliación? Siempre te vamos a recomendar en los cambios de estación que ayudes a tu piel a renovarse con una linda y suave exfoliación, sí, SUAVE, porque bajo ninguna circunstancia queremos dañar la piel, es simplemente ayudar a remover las células muertas para permitir que las cremas y aceites penetren mejor.

También podés potenciar esto optando por jabones y geles de ducha que tengan propiedades hidratantes, esto es un excelente plus sobre todo cuando no sos tan fan de ponerte crema en el cuerpo todos los días.

De más está decir que también es importante que esos días soleados que te exponés al sol, también apliques protector solar en el cuerpo: brazos, piernas, escote, lo que expongas al sol se debe proteger sin importar la temperatura del día.

Bonus: De adentro hacia afuera

Queremos cerrar esta nota recordándote que nuestra piel también es reflejo de lo que pasa por dentro en nuestro cuerpecito. Por lo tanto es re importante que le des importancia a algo muy pero muy simple: ¡TOMAR AGUA! y comer frutas y verduras de estación.

Tomar de 2 a 3 litros de agua diariamente es clave para la hidratación de nuestra piel también ¿No lo sabías? Que tu amor por el cuidado de la piel sea también motivación para esto que tan bien nos hace y que nuestro cuerpo NECESITA.

Si llegaste hasta el final de esta nota, nos encantaría leer tu comentario y que nos cuentes tu experiencia con estos pequeños cambios y tips! También podés dejarnos preguntas y temas que te gustaría ver en las próximas notas 🙂

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.